Qué debes saber antes de contratar un seguro de incapacidad si eres autónomo

Qué debes saber antes de contratar un seguro de incapacidad si eres autónomo

Ya sabemos que los autónomos no somos seres inmortales y, como cualquier trabajador, será inevitable tener una incapacidad, padecer una enfermedad o sufrir un accidente en un momento determinado.

También tenemos claro que la prestación por baja laboral a la que tenemos derecho como autónomos suele ser insuficiente para satisfacer las necesidades de ingresos de un autónomo.
La prestación que se cobra de la Seguridad Social se hace en base a la Base de Cotización, y salvo que estés dentro del 14% de los autónomos españoles que cotizan por encima de la mínima, tu prestación será insuficiente.

Para saber en qué debes fijarte y tener claro cómo elegir el seguro de incapacidad para autónomos que sea mejor para ti.

¿Qué incluye el seguro de incapacidad para autónomos?

La cobertura principal del Seguro de Incapacidad es el pago de una indemnización diaria al declararse una baja temporal. El que firma la baja debe ser un médico, quien declara la necesidad de baja temporal y determine su tiempo y la Seguridad Social pagará como máximo, 1 año y medio.

Además de la paga extra por baja laboral, un seguro de incapacidad para autónomos también puede incluir ciertas garantías complementarias, como por ejemplo:

Hospitalización

Las empresas de seguros pueden ofrecer una indemnización si el asegurado tuviera que ser ingresado en un centro de salud.
La cuantía y la duración de esta compensación dependen de las condiciones de la compañía pactadas en el momento de contratar la póliza.

Parto

Si bien el parto no es una enfermedad, ciertas compañías pueden incluir en sus coberturas una indemnización, siempre que superen el periodo de carencia estipulado en el condicionado, que puede ser de 8, 9 o bien 12 meses, en dependencia de la compañía (más abajo te explicamos qué es la carencia).

Fallecimiento

En el caso de que el asegurado falleciera, la aseguradora abonaría una indemnización cuya cuantía se hubiera fijado en la contratación.
Funcionaría en este caso, como un seguro de vida.

Invalidez permanente absoluta

La aseguradora puede incluir entre sus coberturas una indemnización en el caso de que el asegurado reciba la invalidez permanente absoluta a raíz de un accidente o enfermedad. En el caso de que reciba este dictamen del médico, el autónomo no podría regresar a trabajar y la aseguradora pagaría la cuantía que se hubiera estipulado.

¿Qué es el baremo en el Seguro de incapacidad para autónomos?

Seguro de Incapacidad Laboral Temporal SIN baremo 

Es un poco más caro en la medida en que la indemnización se recibe diariamente, desde el mismo día en que el asegurado se halle de baja (si lo elige sin franquicia).

En esta modalidad, es el asegurado el que escoge cuál será la cuantía a percibirla duración y la franquicia; en el momento de contratar el seguro.

¿Qué es la franquicia en un Seguro de Incapacidad Laboral Temporal?

Si el asegurado decide no contar con una franquicia, empezaría a percibir la indemnización al día después de la baja, sin embargo, si fija una franquicia por ejemplo cinco días, no empezaría a cobrar hasta el momento en que pasen esos 5 días desde la baja.

Normalmente se contrata con franquicia para bajar el precio del seguro (al igual que hacemos con los seguros de auto), entendiendo el asegurado que puede aguantar unos cuantos días sin recibir ingresos.

Seguro de Incapacidad Laboral Temporal CON baremo 

Por otra parte, si optas por un seguro de Incapacidad Laboral Temporal con baremo y padeces un accidente o enfermedad, vas a recibir el pago de una indemnización en función de los días fijados en el baremo de la empresa de seguros y el capital que hayas contratado.

Por poner un ejemplo, si padeces una fractura de mandíbula, el baremo de tu compañía es de 40 días y el capital contratado es de 60 euros al día, en conjunto vas a recibir 2.400 euros de indemnización.

¿Tiene carencia un seguro de incapacidad?

Sí, el seguro de incapacidad para autónomos tiene carencia en la mayoría de los casos.
Sus coberturas no pueden aplicarse justo después de su entrada en vigor, sino que tienen estipulado un tiempo determinado durante el cual, el asegurado no puede reclamarlas.

Por norma general, la carencia para percibir la indemnización por enfermedad es de 3 meses y de 6 meses para la de hospitalización.
Existe un supuesto donde no existiría carencia: si ya tienes un seguro de incapacidad y decides cambiar de compañía, en estos casos no existirá carencia.

Todas esas cuestiones las debes tratar en el momento en que contratas el seguro, por lo que debes informarte bien sobre todos estos puntos, ya que determinarán el precio final de tu seguro, así como la cuantía que percibirías.

Y si necesitas asesoramiento según tu trabajo, edad y tipo de seguro y coberturas que necesitas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Te llamamos gratis