Los principales síntomas del VPH y la prevención

Los principales síntomas del VPH y la prevención

Las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) son muy comunes y contagiosas, y es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes, pero en la mayoría de los casos no presentan síntomas. Por eso, las personas infectadas no se dan cuenta de que las padecen ni pueden evitar con ello el ser transmisores de la enfermedad.

Síntomas del VPH

El VPH suele ser un virus asintomático, generalmente solo podrás saber a ciencia cierta si lo padeces realizándote revisiones de forma regular ya sea en el ginecólogo (mujeres) o en el urólogo (para los hombres).

A pesar de esta aclaración previa, en algunos casos existen algunos síntomas que nos ayudan a detectar la infección por VPH como lo son las verrugas.

Verrugas genitales o condilomas

Las verrugas genitales son masas suaves en la piel y las membranas mucosas de los genitales. Se pueden encontrar en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino, así como dentro y alrededor del ano. Generalmente son causados por las cepas de VPH 6 y 11, que son las de bajo riesgo para producir cáncer.

Otras lesiones

Pueden aparecer también lesiones precancerosas y cáncer de cuello del útero que no suelen ser visibles a simple vista y son las causadas por VPH de alto riesgo. La gran mayoría de este tipo solo son detectadas mediante una citología vaginal, el tipaje de VPH y la colposcopia.

Otros síntomas del VPH en mujeres

Los síntomas de cáncer de cuello uterino en la mujer pueden aparecer años después de una infección por VPH.

El virus del papiloma humano en mujeres puede causar lesiones que cursan con síntomas poco específicos tales como:

  • Escozor o prurito en los órganos genitales.
  • Aumento del flujo vaginal
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Sangrado con las relaciones sexuales.
  • Sangrado y manchado entre períodos menstruales.
  • Sangrado después de la menopausia.
  • Manchas en la piel de la vulva.

 

El virus del VPH

Lo primero es remarcar que una infección por VPH o Virus del Papiloma Humano no es sinónimo de cáncer. Hay más de 200 cepas del VPH y únicamente 40 de estas cepas son conocidas como VPH de alto riesgo, que puede causar cáncer de cuello uterino pero por sí solo no es cáncer.

La mayoría de las lesiones por este virus no son de riesgo y aún siéndolo, no se desarrolla el cáncer. Ocho de cada diez mujeres tienen el VPH de alto riesgo en algún momento de la vida, pero pocas tienen cáncer de cuello uterino.

Es importante controlar los síntomas o lesiones del VPH debido a que algunas de ellas pueden ser provocadas por algunos tipos de virus que pueden llegar a ser precancerosos.

La prevención del VPH

Para detectar el VPH se realizan las pruebas regulares de Papanicolaou y de VPH que sirven también para vigilarlo. La detección temprana a menudo previene el cáncer de cuello uterino del que cada año se detectan alrededor de 2.100 nuevos casos (el 3,3% de los tumores femeninos) según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

Como en la mayoría de las enfermedades, el diagnóstico y la prevención es clave. Por ello en UECA, con la Unidad de la Mujer disponemos de los mejores profesionales y servicios para cuidar de tu salud.

Te llamamos gratis