Los 10 secretos de un buen conductor profesional

Los 10 secretos de un buen conductor profesional

Los 10 secretos de un buen conductor

1. Mantener la mirada a lo lejos

Escanear el camino con hasta 12 segundos de anticipación proporciona mucho tiempo extra para anticiparse y poder reaccionar ante los peligros. También sirve para prevenir los accidentes en cadena. Mirar más adelante del coche anterior también ayuda a ahorrar combustible y reduce el desgaste de los frenos ya que permite ajustar su velocidad con anticipación.

2. Distancia de seguridad

Si mantenemos la distancia de seguridad podremos anticiparnos a los movimientos de los vehículos que nos preceden. Esto permite que reduzcamos el tiempo de reacción y freno al encontrarnos con el vehículo de delante.
Si mantenemos una buena distancia usaremos menos el acelerador y frenaremos con menor frecuencia. También nos permitirá ver más lejos por delante del vehículo que nos precede evitando así que nos bloquee la visión. 
Es importante hacerlo también para evitar tocar el freno a menudo ya que los vehículos que nos siguen al ver encenderse y apagarse nuestras luces de freno harán lo mismo innecesariamente.

3. Regular la velocidad

Es importante adecuar la velocidad a las condiciones de la carretera aún no rebasando el límite de velocidad. No se trata de no correr, se trata de llevar la velocidad adecuada. Algunas condiciones del entorno como por ejemplo, nieve, lluvia intensa, superficies de grava, curvas cerradas, cantidad de tráfico, etc., deben hacer que modifiquemos la velocidad para mantener un buen agarre y una buena visibilidad.
Al regular la velocidad además de hacernos mejores conductores, conductores más seguros, evitamos las temidas multas. Muchas veces no merece la pena acelerar y arriesgarse a una multa por velocidad excesiva, ya que en tramos posteriores el camino nos obligará a ir más despacio. 

4. Evitar el cruce de carriles

Cuando hay tráfico lento, tendemos a impacientarnos y a cambiar continuamente de carril, pero lo cierto es que los carriles casi siempre se mueven casi a la misma velocidad. Si todos nos cruzamos continuamente el tráfico se ralentiza en mayor medida ya que cuando cambiamos de carril hacemos que el coche que viene detrás frene y los que le siguen también.

5. Las incorporaciones

Al acceder a una vía debemos asegurarnos de que nuestra velocidad coincida con el tráfico que ya está en la vía para no hacerles  frenar o cambiar de carril innecesariamente.

6. Regulación de los espejos

Todos sabemos que para estar bien regulados sólo debemos poder ver nuestro automóvil en el espejo al girar e inclina la cabeza cubriendo así la mayor cantidad de carriles a nuestro lado como sea posible. Ahora bien, muchas veces se nos olvida revisar que sigan bien regulados y más importante usarlos al conducir según las recomendaciones de cada 5 o 10 segundos más o menos.

7. Mantener nuestros conocimientos al día

Muchas veces la normativa de circulación cambia y además hay cosas que olvidamos o malos hábitos que adoptamos. Debemos mantenernos al día y realizar prácticas de conducción avanzadas sobretodo en la conducción profesional que mayores habilidades y destrezas requiere.

8. Regular los descansos

El sueño y la fatiga son uno de las mayores causas de accidentes ya que retrasa nuestras reacciones incluso llegando a dormirnos al volante lo que provoca un accidente seguro. Si conduciendo nos sentimos cansados es una obligación y responsabilidad detenerse y descansar hasta recuperarse para poder seguir con seguridad. Muchas veces creemos que aguantaremos despiertos pero debemos aprender a reconocer los síntomas de que no podremos conseguirlo y que necesitaos descansar. Algunos como frotarnos los ojos, los bostezos o la necesidad de estirarnos son avisos que nos pueden indicar esa necesidad. Descansa no te arriesgues.

9. Evitemos las distracciones

Si antes de comenzar el trayecto nos aseguramos de disponer el móvil de forma segura, igual que el navegador y la música evitaremos tener que apartar la vista de la vía cuando lo hagamos. Las distracciones al volante son una de las mayores causas de accidentes en carretera.

10. Comunicación al volante

Siempre debemos indicar nuestros movimientos con un mínimo de tres segundos antes de hacer un movimiento o maniobra, ayudaremos así a garantizar que otros conductores sepan lo que estamos haciendo.  Además evitaremos que los demás conductores que dependen de nuestros movimientos se distraigan y enfaden.

Te llamamos gratis