fbpx

Operación Semana Santa

Son muchas las personas que están disfrutando de estos días de vacaciones. Por este motivo, el operativo que ya está en marcha vuelve a alcanzar uno de los picos más altos de tráfico hoy, miércoles. A excepción de la Comunidad Valenciana y Cataluña, que empezará mañana jueves. Actualmente contamos con alrededor de 1.990 radares fijos, móviles y de tramo en las carreteras españolas.

Previsión DGT

La DGT prevé cerca de 15,5 millones de desplazamientos por carretera desde que comenzó la “operación salida” el pasado viernes 12 de abril hasta el próximo lunes 22 de abril. Habrá un dispositivo especial que se pondrá en marcha en estas vacaciones de Semana Santa.

Este año habrá mayor presencia de agentes de Guardia Civil de tráfico respecto al año pasado. Será un total de 9.200 agentes (400 más que en el año 2018). Además, tendremos 264 vehículos camuflados para vigilar las posibles infracciones, así como 10 helicópteros y 8 drones.

El principal objetivo es reducir el número de víctimas en las carreteras españolas. El uso inadecuado de la velocidad es una de las principales causas de mortalidad en carretera, es por ello que la DGT plantea estas medidas y así evitar accidentes.

Localización Radares

En España tenemos alrededor de 1.990 radares sin contar Cataluña y el País Vasco que se rigen por otras competencias en materia de tráfico. La DGT es la encargada de gestionar los diferentes radares en vías interurbanas.

Puedes consultar en el siguiente enlace el listado donde están localizados los radares fijos, móviles y de tramo tanto por carretera como por provincia. La provincia con mayor número de radares es Madrid, con un total de 73, a continuación estarían; Sevilla con 61, Alicante con 60 y Valencia con 60.  La provincia con menos radares es Zamora y tiene un total de 34.

Además de los radares fijos, móviles y de tramo, la DGT contará esta Semana Santa con 216 cámaras para el control del uso de cinturón y del teléfono móvil.

Además de esto, la DGT dispondrá de 216 cámaras para el control del resto de infracciones que puedan cometer los conductores como por ejemplo el uso del cinturón de seguridad o distracciones con el móvil.