Llega la primavera, el calor, las salidas de fin de semana y dentro de nada vamos a hacer el cambio de armarios y la limpieza general en casa para quitarse el invierno de encima. ¿Por qué no hacer lo mismo con los seguros?

A menudo nos quedamos desactualizados y no pensamos en revisar nuestros seguros y que encajen con nuestra vida real, así que hoy vamos a darte cinco ideas sobre tus seguros para encarar las estaciones cálidas.

1- Lo primero, tu casa.

Cuando te haces un seguro de hogar, ya sea de propiedad o alquiler, contratas unas garantías que son correctas en el momento pero que con el paso del tiempo van quedando obsoletas. Las compañías añaden nuevas garantías a sus productos, las coberturas sufren modificaciones, y tu propia vida cambia. Tienes hijos, te cambias los muebles, haces obras de reforma, te compras un ordenador o un equipo de música nuevo, recibes joyas de una herencia… todos esos cambios deberían quedar reflejados en tu póliza.

Habla con tu corredor y confirma cuales son las coberturas reales que te ofrece tu póliza, si tienes contratadas todas las garantías necesarias y si se te pueden aplicar las novedades en garantías que han ido apareciendo en el mercado y si hay que actualizar los capitales de contenido (los objetos personales que tienes en casa, muebles enseres…) y el continente (las paredes, suelo, techos, conducciones…) para ajustarlos a lo que es la realidad de tu hogar.

2- Piensa en las vacaciones.

Seguro que ya estás comenzando a pensar donde te irás de vacaciones, curioseando en webs de viajes para encontrar un destino que te atraiga, buscando vuelos para tener una idea de cuanto dinero te puedes gastar. ¿Por qué no hacer lo mismo con el seguro de viaje? Los seguros de viaje te ofrecen garantías de cobertura médica y muchas otras eventualidades que te pueden dar un colchón extra de seguridad si vas a echarte la mochila a la espalda y regalarte el viaje de tus sueños este verano. Ser previsor te evita problemas más adelante y te permite disfrutar al máximo de tu tiempo de ocio sin preocuparte por lo que pueda pasar.

¿Tienes dudas? ¿Quieres que te aclaremos alguno de estos puntos?, llámanos al 91 522 75 11 y te atenderemos encantados.

3- Lucha contra los elementos.

Lo único que es seguro es que la primavera trae un “tiempo de locos”. Viento, lluvias, nevadas inesperadas… todas estas situaciones tienen cobertura si cumplen unas características específicas. Infórmate bien de como funcionan estas garantías, qué situaciones están excluidas y cuando tienes cobertura.

Cada póliza tiene unos rangos diferentes de velocidad de viento y daños causados en tu hogar por las circunstancias climatológicas, así que confirma que tu póliza se adecua a la climatología de la zona donde se ubica y en caso de que no sea suficiente, habla con tu corredor para que te busque otra opción más adecuada a tus necesidades.

4- Disfruta de tu segunda residencia.

Si tienes una segunda residencia con jardín o con piscina seguro que estás deseando que llegue el buen tiempo para poder pasar los fines de semana al sol o refrescándote con tu familia en el agua. Las pólizas de seguros se han actualizado mucho últimamente para añadir garantías relacionadas con jardines, segundas residencias y piscinas, así que comprueba que lo tienes todo en orden para poder disfrutar de estos elementos todo el verano.

5- Viajes sobre ruedas más seguros.

Tal vez seas de los que prefieres viajar en coche y recorrer destinos cercanos con los tuyos. Quizás estás pensando en cambiar tu coche o moto de cara al verano para hacer kilómetros. En cualquier caso, no está de más que revises tus pólizas de automóvil y ajustes las garantías y tengas a mano los teléfonos de asistencia en viaje en caso de que te puedas quedar tirado en una carretera lejos de tu ciudad.

Igual que una buena revisión mecánica para asegurarse de que el coche está listo para llevarte todo lo lejos que desees, una buena revisión de tus seguros te permitirá viajar tranquilo sabiendo que en todo momento tienes gente preparada para ayudarte si surge cualquier complicación.

Si tienes cualquier duda sobre como adaptar tus seguros a tu actual forma de vida o sobre qué seguros necesitas para vivir el buen tiempo al máximo, llama a UECA al 91 522 75 11 y te atenderemos encantados.