En España, están afectadas a día de hoy un millón ciento veinticinco mil personas


Esta enfermedad es la causa más frecuente de las demencias degenerativas (Alzheimer, cuerpos de Lewy, enfermedad de Pick).

Descrita en 1906 por Alois Alzheimer, puede aparecer en cualquier momento de la vida adulta pero su mayor incidencia es a partir de los 70 años de edad con una prevalencia del diez por ciento.

En los últimos años un mejor diagnóstico precoz y el aumento de la esperanza de vida hacen que la enfermedad de Alzheimer sea considerada como la epidemia del siglo XXI.

En el mundo están afectadas más de cincuenta millones de personas y se estima que para 2030 serán más de setenta y cinco millones y que en el 2050 se superen los más de ciento cuarenta y cinco millones de personas.

En Europa cada setenta segundos se diagnostica un nuevo caso y en España, a día de hoy están afectadas un millón ciento veinticinco mil personas con una repercusión familiar y de cuidadores de cuatro millones quinientas mil personas. El Alzheimer es un serio problema de salud pública, siendo el coste anual por persona de unos treinta y dos mil euros.

A partir de los 70 años de edad, un 10% de personas tenemos una pérdida sutil de la memoria, pero también es cierto que un 5% de ellos va a desarrollar un Alzheimer. Nuestro cerebro es la estructura más compleja del Universo con más de ochenta y seis mil millones de neuronas.

En una primera fase de la enfermedad, comienzan a dañarse las neuronas del hipocampo, por lo que el primer síntoma puede ser la pérdida de memoria. El comienzo puede ser insidioso y silencioso con una evolución de la enfermedad de diez a veinte años hasta una tercera fase, dependiendo de cada persona.


Cuando recordar no puedo,
¿Dónde mi memoria irá?
Una cosa es el recuerdo
y otra cosa es recordar.
Antonio Machado


En una segunda fase de la enfermedad, el daño se extiende a zonas temporales y parietales del cerebro afectando al lenguaje, generando dificultad para relacionar vocablos, no saber qué ropa debe ponerse para vestir, no realizar las tareas cotidianas que antes hacía, e incluso caminar sin rumbo fijo por la pérdida del sentido de la orientación.


La lengua no es la envoltura del pensamiento, sino el pensamiento mismo.
Miguel de Unamuno


En una tercera fase, está afectada la zona frontal del cerebro causando alteración de la conducta con cambios en el comportamiento, pasando de una euforia desmedida a estados de melancolía y terminando en cuadros de estrés, ansiedad, depresión y agresividad en algunos casos. Todo el cariño de familiares y cuidadores paliaran este comportamiento que la persona no controla.

¿Quién provoca el Alzheimer?

Se manejan dos hipótesis que no han dejado certezas definitivas y tanto el depósito de placas de proteínas β amieloide como la acumulación de proteínas Tow, provocan una atrofia de la corteza cerebral. Estas placas de proteínas β amieloide son complejos de proteínas y carbohidratos parecidos al almidón que se depositan anormalmente en otras enfermedades crónicas como la amiloidosis, (asociada al mieloma múltiple) y la artritis reumatoide, entre otras.

Últimamente científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y Lund (Suecia), han identificado depósitos anormales de oligómeros (proteínas compuestas por más de una cadena) como responsables de la atrofia muscular de las neuronas que se produce en el Alzheimer. Es posible que esta teoría mejore el pronóstico de una enfermedad azote del siglo XXI.

En el siguiente artículo analizaremos más el diagnóstico, tratamiento y prevención del Alzheimer.



Doctor C. Cordero Martín. Médico UECA.