El patinete eléctrico en el último año se ha convertido en una tendencia en alza. Este, es una herramienta que permite desplazarte, realizando viajes de poca distancia siendo respetuoso con el medio ambiente.

Este vehículo es eléctrico por lo que permite desplazarnos sin perjudicar al medio ambiente ya que es sostenible y no emite sustancias contaminantes. Otra ventaja es que no hace aumentar el tráfico.

Su reciente implantación está creando cierta confusión sobre cuestiones fundamentales, por eso aquí tienes algunos consejos prácticos:

¿Hay que utilizar casco?

Aunque el uso del casco no es obligatorio para circular en patinete, es innegable que ofrece una valiosa protección.

Un paseo sin imprudencias ni distracciones

En el patinete, al igual que en cualquier otro vehículo, esta totalmente prohibido las distracciones como móviles, auriculares o no tener ambas manos en el manillar.

La acera es para los peatones

En cuanto a la cuestión de, “por dónde pueden circular los patinetes”, hay diversas respuestas. Hay ciudades que todavía no han regulado su uso y, otras que no han reflejado en su legislación esta duda. Lo único que si nos dejan claro es que está terminantemente prohibido circular con ellos por la acera ya que esta sólo la pueden utilizar los peatones.

El carril bici es el espacio ideal para moverse en patinete eléctrico, libre de coches y atascos. No obstante, en ciudades como Madrid, los patinetes también pueden circular por calles (excepto carriles bus) con un límite de velocidad de 30 kilómetros por hora o inferior.

Un trayecto conocido para librarse de obstáculos

Siempre que sea posible, es conveniente elegir una ruta conocida. Es la mejor opción para evitar imprevistos, como calles con alta densidad de tráfico o zonas donde no esté permitido el uso del patinete.

Aparcamiento responsable

Una de las cuestiones que está generando más debate social es cómo y dónde deben aparcar los patinetes. Una vez más, lo más probable es que la norma no sea homogénea en todas las ciudades españolas cuando regulen el uso del patinete en sus ordenanzas municipales de movilidad. Pero lo que nunca podrá fallar es el sentido común: jamás se debe aparcar un patinete donde suponga un obstáculo para los peatones u otros vehículos.

En ciudades como Madrid, la nueva Ordenanza de Movilidad permite estacionar los patinetes en las reservas de motos y aparcabicis, así como en cualquier banda de estacionamiento donde esté permitido aparcar. También, excepcionalmente, en aceras de más de 3 metros que no hayan sido declaradas de ‘especial protección para el peatón’.

La idea de Tráfico es que los usuarios de estos patinetes no necesiten un permiso de conducción pero sí que deban someterse a controles de alcoholemia y drogas, como los conductores.

Subscríbete a Nuestro Boletín
Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas noticias, novedades y ofertas especiales
No, Gracias
Gracias por suscribirte.
Respetamos tu privacidad. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
No te lo pierdas. Apúntate hoy.
×
×
WordPress Popup Plugin