Los vehículos, de la marca BMW, están preparados para conectarse con los ordenadores de la DGT

Recién llegadas, casi sin desembalar. Así tiene la Dirección General de Tráfico la nueva remesa de motocicletas dotadas de radar láser para el control de la velocidad. Los vehículos, de la marca BMW, pueden conectarse con los ordenadores de la DGT, lo que significa que los agentes podrán también detectar si están con la ITV pasada y si circulan o no con el seguro obligatorio. Hasta ahora solo las patrullas en automóvil podían tener acceso a esos datos.

La remesa que ha llegado ahora corresponde a la segunda parte de la compra que anunciaba el organismo de gestión del tráfico a finales del pasado año. El montante total de la operación es de cinco millones de euros y con ellos se adquirieron 300 motocicletas que llevan incorporado además los métodos necesarios para llevar a cabo el test de drogas y de alcohol.

Subscríbete a Nuestro Boletín
Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas noticias, novedades y ofertas especiales
No, Gracias
Gracias por suscribirte.
Respetamos tu privacidad. Tus datos están seguros y nunca serán compartidos.
No te lo pierdas. Apúntate hoy.
×
×
WordPress Popup Plugin