La crisis agudiza el ingenio”, reza el dicho popular. ¡Qué gran verdad! En estos tiempos que acontecen, donde muchas familias están pasando por dificultades económicas, laborales y de otra índole, hay “listillos” que se aprovechan de estas duras circunstancias para hacer su agosto y ofrecer a bajo precio pegatinas de ITV falsificadas; otras, sin embargo, realizan agujeros a las propias para cambiarle un mes por otro, verbi gratia, enero por diciembre, procediendo luego a tapar el orificio del primer mes por el generado por el del mes último , aunque, en concreto, no es ninguno de estos casos el que nos ocupa y preocupa en esta ocasión.

Hoy nos centraremos específicamente en aquellas personas que tienen la “genial idea” de colocar en el parabrisas de su vehículo una pegatina de la inspección técnica de vehículos (ITV) correspondiente a otro, generando de esta manera un engaño, evitando con ello que la Policía los pare/sancione por dicha causa, por ejemplo, en un punto de verificación de documentación, donde el Agente que realiza el rol de “filtrador” de vehículos en muchas ocasiones utiliza como criterio el hecho de que la pegatina de la ITV se encuentre en plena vigencia o no.

Este hecho, que a priori podría parecer nimio y baladí, conlleva unas consecuencias más graves de las que seguramente pensasen las personas que lo practican.

Descarga el Artículo

MIGUEL CHECA MARFIL
POLICÍA LOCAL DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA

Subscríbete a Nuestro Boletín
Suscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas noticias, novedades y ofertas especiales
No, Gracias
Gracias por suscribirte.
Respetamos tu privacidad. Tus datos están seguros y nunca serán compartidos.
No te lo pierdas. Apúntate hoy.
×
×
WordPress Popup Plugin