Inmovilización y retirada de vehículos por carecer de seguro obligatorio

Este tema a suscitado muchas dudas o maneras de proceder diferentes ante el supuesto de un vehículo que circula careciendo de seguro obligatorio..

Cabe destacar que la DGT ya se ha pronunciado al respecto en diversas ocasione donde aconseja que la inmovilización se reserve para supuestos muy excepcionales, como podría ser el de quebramiento del precinto o depósito previamente acordado. Por otro lado, también se refleja la intervención según el criterio de la DGT sobre este tema.

Se ha hecho patente la necesidad de revisar y actualizar los mismos para que la tramitación de aquellos expedientes dados de alta por presunta infracción a lo dispuesto en el Texto Refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor.

Descarga la Instrucción

Con la entrada en vigor del Real Decreto 1507/2008, de 12 de Septiembre, por el que se aprueba el Reglamento del seguro obligatorio de responsabilidad civil, los agentes de tráfico pueden consultar el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA), para comprobar si los vehículos tienen el seguro obligatorio en regla. En caso de que se verifique la tenencia y vigencia del seguro, la acreditación queda cumplida.

No obstante, en los casos en que no conste la existencia del seguro o no sea posible en el momento realizar la consulta en el Registro de Vehículos Asegurados, el agente de la autoridad sí solicitará al conductor el recibo o justificante del seguro para constatar que dicho seguro está en vigor. En este caso, el conductor deberá presentar el justificante. Si no lo tiene, podrá ser sancionado, y además deberá presentar el justificante del pago del seguro obligatorio en el plazo de cinco días.

Nuestra recomendación es que se lleve siempre el justificante de pago del seguro en el vehículo, junto con la Carta Verde, un ejemplar de la Declaración Amistosa de Accidente y la tarjeta de Asistencia en Viaje.

Llevar el justificante de pago del seguro no cuesta nada y puede ahorrar inconvenientes. Además, en caso de necesidad, siempre se tendrá a mano los datos del seguro.