La Zona central de Cero Emisiones recogerá en un área perimetral continua, incluyendo la Gran Vía, las actuales áreas de prioridad residencial (APR) de Embajadores, Letras y Ópera y estará limitada por Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, las rondas de Atocha, Valencia y Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

  • No habrá calles abiertas a la circulación, por lo que las plazas azules desaparecerán
  • Prioriza la movilidad peatonal, la bicicleta y la renovación de taxis
  • El Plan A del Ayuntamiento de Madrid pretende reducir las emisiones del tráfico en un 50% hasta 2030

El Ayuntamiento de Madrid lo ha confirmado. A partir de 2018 la capital estará cerrada al tráfico. Aparte de residentes, sólo podrán circular transporte público y vehículos eléctricos.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha sido la encargada de reafirmar la decisión del Ayuntamiento. Y es que, según el Plan A de Calidad del Aire, sólo los vecinos podrán acceder con su coche al centro de la ciudad. El Plan será aprobado hoy en Junta de Gobierno.

«La medida entrará en vigor en el primer semestre de 2018», confirmó Sabanés. Esto supone que la medida se pondrá en marcha 3 meses después de la fecha que se había decidido inicialmente.

Con la puesta en marcha de este proyecto, el Ayuntamiento de Madrid quiere reducir la contaminación de dióxido de nitrógeno. El plan es reducirlo en un 23% hasta 2020 con respecto a 2012.



El centro será área de prioridad residencial

Queda así confirmado que todo el centro de Madrid será área de prioridad residencial. Igualmente, está planeada la limitación de velocidad en la M-30 a 70 km/hr. Tampoco podrán acceder aquellos vehículos gasolina matriculados antes del 2000, ni los diésel de antes de 2006.

No obstante, tal y como ha asegurado la delegada de Ahora Madrid, las medidas se empezarán a aplicar en el centro de la ciudad. Las limitaciones en la M-30, en cambio, empezarán siendo puntuales, hasta llegar a la restricción permanente.


Las áreas de aplicación del Plan

El Plan de Calidad del Aire se estructura, así pues, en 4 áreas: la primera, dedicada a los vehículos de carga y descarga; el segundo estará relacionado con el cambio climático; el tercer bloque hace referencia a la mayor colaboración entre las instituciones y, finalmente, los puntos de recarga rápida para coches eléctricos.

El primer punto es el referido a los vehículos de carga y descarga. Y es que se van a hacer más flexibles los tiempos de acceso al centro de las furgonetas y camiones que no cuenten con el dispositivo ambiental de la DGT. Así, los vehículos entre 3,5 y 12 toneladas podrán acceder al centro hasta 2023. El plazo se prolongará hasta 2025 en el caso de los camiones de más de 12 toneladas.

Finalmente, se ha incluido un cambio más con respecto al borrador del pasado mes de marzo. Se trata de un compromiso político para la instalación de 15 puntos de recarga rápda para coches eléctricos dentro de Madrid. También habrá un aumento del 30% de aparcamiento de motocicletas en la calzada.