Tener un inhibidor sería muy buena solución, de no ser porque están prohibidos. Pero, aún así, no tenemos por qué temer las multas de los radares móviles. Sólo debemos seguir algunos consejos, que nos ayudarán a evitarlas.

Si bien los inhibidores están prohibidos, no lo están los avisadores de radar. Pero en vista de que sólo sirven para los radares fijos, aún quedaría el problema de los móviles. ¿Qué podemos hacer para evitar que nos den un susto y, además, uno caro?

Todos conducimos más tranquilos si tenemos la certeza de que identificaremos los radares móviles y fijos de un sólo vistazo. Para saber cómo, os dejamos estos consejos.

No más multas de radares móviles

Obviamente, la mejor forma de evitar multas de radares móviles es ceñirse a los límites de velocidad. Pero, a menudo, no somos conscientes de la velocidad a la que circulamos hasta que vemos la señalización de radar.

Pero hay otras señales igual de válidas, y que también deben llamar nuestra atención:

– Si ves un vehículo estacionado en un arcén, en una mediana… desconfía. Si circulas por ciudad, debes hacer lo mismo si ves un coche aparcado en la acera o junto a alguna marquesina. Los más comunes son monovolúmenes, y dentro de ese tipo destacan los Fiat Ulysse y Citroën C8. Tampoco es raro ver radares móviles en Citroën C4 Picasso y Toyota Land Cruiser.

– A ver si por ir buscando radares móviles se te van a pasar los fijos. Por eso, lo mejor es algún avisador integrado en el navegador. Y es que tienen cargadas las ubicaciones de los radares y, así, pueden avisarte cuando te aproximes a uno.

– Hay puntos más conflictivos que otros. Así, parece que la última moda de Tráfico es poner los móviles justo cuando se sobrepasa uno fijo, a unos 500 o 1.000 metros. Quieren evitar, según dicen, que los conductores se relajen cuando superen el radar y vuelvan a acelerar.

– Desconfía de todo lo que se salga de lo normal. Por ejemplo, un coche con las lunas tintadas o con dos antenas debe ser puesto en cuarentena. Si, además, ves que en su interior va un Guardia Civil con el chaleco reflectante, podrás confirmar que se trata de un radar.

– No creas que después del anochecer estás fuera de peligro. Los radares móviles multan tanto de día como de noche. Además llevan ventaja, porque son más difíciles de ver.